Carle Costa
Inicio > Cds / Mp3 / Videos > Alma de uma terra

Alma de uma terra




Seleccionado "Disco del Mes" (Enero 2012) por el Club del Disco de Argentina

Este disco recientemente grabado por Carlé Costa en Alemania reúne los Cinco Estudios y Doce Preludios para guitarra del compositor brasileño Heitor Villa-Lobos. Gracias a un paciente trabajo de revisión, el guitarrista recuperó estas obras que habían sufrido cambios al pasar por otras manos y ahora brillan con nueva luz.

Carlé Costa es un extraordinario guitarrista: concertista, compositor y profesor muy reconocido en el mundo de las seis (o más) cuerdas. Su disco anterior, Guitarra elemental, fue Disco del Mes en junio de 2008 y contenía todas piezas escritas por el mismo Carlé.

La música que Carlé hace es pasible de ser escuchada en un festival de música clásica tanto como en un pequeño espacio underground en Buenos Aires, Lima, Berlín o Capilla del Monte. Su excelencia técnica no serviría de nada sin todo lo que tiene para decir, y en ese sentido es que resulta tan buscado como profesor; en un instrumento tan sufrido como la guitarra solista de concierto, Carlé tiene un acercamiento muy humano en el que, sin descuidar los aspectos más mecánicos se preocupa por la expresividad a través del sonido, siempre para comunicar a otros.

Cuando comenzó el camino que lo llevaría a grabar estas dos grandes obras para guitarra del brasileño Heitor Villa-Lobos, Carlé nos escribió para contarnos del proyecto. Nos parece que vale la pena citar pasajes de esa primera carta suya desde Berlín, donde vive, ya que explica mejor que nadie por qué hizo lo que hizo, y cómo fue hecho: “... desde hace muchos años -muchos..., realmente desde que me inicié en la música y la guitarra- tengo un gran respeto y agradecimiento por la obra de Heitor Villa-Lobos, quien realmente con sus Estudios -la obra fundamental del siglo XX para la guitarra clásica- fundó el concepto de la guitarra moderna y contemporánea, e incluso mostró con su obra (ésta y las demás para piano, cuartetos de cuerda, ensambles, orquesta, etc) un camino de integración entre la tradición clásica europea, el modernismo y la experimentación, y la devoción por las culturas de la tierra (en su caso, las culturas aborígenes amazónicas, pero también la cultura alternativa urbana de Río de Janeiro, e incluso sus fuentes nordestinas). La cosa es que sus 12 Estudios fueron editados en 1953 por Editions Max Eschig bajo la supervisión de don Andrés Segovia (...) y así han sido conocidos por más de 50 años. (...) alternativamente empezaron a circular en los últimos 8 o 10 años los manuscritos originales de don Villa-Lobos de estos estudios (...) yo los pude conseguir durante 2010 y recibí los últimos hace unos días ... y así resulta que en los estudios más grossos, los "amazónicos", directamente cortaron secciones grandes completas que ni aparecen, "cercenando" una obra que brilla por su salvaje creatividad, elegancia y equilibrio.” Por supuesto que estas palabras de Carlé nos ensusiasmaron y quedamos a la espera de la grabación que confirmara sus últimas líneas: “Estoy estudiando a toda máquina los 12 Estudios en sus versiones originales, y le sumé los 5 Preludios (la obra póstuma para guitarra de don Heitor Villa-Lobos), y de los que nunca me gustaron suficientemente las interpretaciones que escuché (...). Me parece que tengo algo que decir a través de su música y sobre su música, revalorizarla...”.

Luego Carlé grabó, con Juan Ravioli como técnico de grabación en una pequeña iglesia de Berlín, ya que él siempre prefiere grabar en lúgares con mejor acústica natural que un estudio de grabación. En dos noches grabaron los 17 números (5 Preludios más 12 Estudios) que componen este disco. Cuando lo escuchamos, no pudimos evitar la emoción. Es realmente sorprendente cómo Villa-Lobos pudo capturar el alma de Brasil en estas obras para guitarra, y conmueve tanto la facilidad para transmitirlas como la destreza como ejecutante de Carlé Costa. El nombre del CD, Alma de uma terra, surje de un texto del propio Villa-Lobos sobre su postulado estético y su intención artística y se ajusta perfectamente a lo que se escucha. Los Preludios son una obra madura de Villa-Lobos y son un homenaje a su Brasil: a su gente y a su geografía, que son inseparables. Los Estudios deben lidiar con esa palabra que parece confinarlos al “rincón” de los ejercicios. Pero no es el caso, son obras para concierto, mucho más cerca de lo que son los Estudios de Chopin para piano que de la rutinaria concatenación de escalas de un Czerny... Es una obra moderna, compleja y plagada de sobresaltos para el intérprete.

Se puede aquí admirar la amplitud de posibilidades de Carlé Costa como guitarrista. Y si bien no está especificado desde el nombre, acá también asoma el alma de Brasil. Tanto Carlé Costa como Heitor Villa-Lobos son músicos inclasificables, con un pie en la Academia y el otro en la calle, en la rúa... Demuestran que no son dos mundos opuestos ni diferentes, y que no importan o no existen las etiquetas, es música y punto.

Club del disco de Argentina, 3 de Noviembre de 2011
http://clubdeldisco.com/resena/375_carle-costa_villa-lobos-alma-de-uma-terra